Blogia
Rafael García Romero

Comentarios en la página Escritores Dominicanos

Escritores dominicanos
Página dedicada a la promoción de la literatura dominicana

 

 

 

 

 

 Eres escritor. Las palabras te surgen fáciles, amigables, con muy escasas tiranteces. Acuden a ti "pegajosas". Te entiendes con ellas, íntimamente. Manejas con destreza los cambios de personajes: de narrador a protagonista, de ejecutor a narrador.

Angela Hernández
                                              Carta al autor, 4 de agosto de 1987.

La lectura de "Bajo el acoso"  fue para mí como un antídoto contra la frustración. Fue algo así como un momento de sentirme útil porque nuestra lucha ha servido hasta para hacer literatura de la buena.

Hamlet Hermann
Prólogo libro Bajo el acoso, 1987

Cuando uno comienza por donde los viejos terminan, es algo más que un hallazgo, es una sorpre-sa; y con lo inesperado no es con lo que quiero definir a Rafael García Romero, sino con lo que ya el autor de "Bajo el acoso" ha nacido. Pues, estilo, forma y fórmula de esa obra de luz, me obligan, para definirla, a transcribir uno de los momentos de síntesis de "Los huéspedes secretos" que afirma: "Poema,/ poema mío,/ qué anciano estás/ ya naciendo". Porque crecido de transparencia, Rafael García Romero puede decir lo mismo bajo el acoso paradójico de la inundación privilegiada de su sudor narrativo cuya cosecha es la raíz del acoso.

 Manuel del Cabral
 Carta al autor, 8 de diciembre, 1986

He disfrutado en gran medida, y de manera especial los cuentos del libro La sórdida telaraña de la mansedumbre, cuyo título en sí mismo evoca demasiadas imágenes en un contexto tan esplen-doroso y lúgubre, tan sutil y dual como la vida misma.

                                             Carmen Sánchez
                                             Carta al autor, 15 de febrero, 2001

La cuentística dominicana, contrario a lo que ocurre con otros géneros, se ha visto iluminada en los últimos años por un crecimiento vigoroso, al través de la diversidad narrativa expuesta en relatos ciertamente valiosos por un grupo notable, compuesto entre otros por Pedro Antonio Val-dez, Rafael García Romero, Angela Hernández Núñez (...) dejando de lado a los más veteranos que todavía siguen produciendo como Armando Almánzar, Efraím Castillo, Pedro Peix y Diógenes Valdez.

Pedro Camino: Una sintaxis narrativa armónica
                                             José Rafael Lantigua. Listín Diario. [Biblioteca]. 16-6-01

En cada uno de sus cuentos hay fluidez expresiva, aún en los textos más breves como "Paisaje de ida" hasta los más extensos "Los límites de la realidad futura", "El señor de los relojes" y "Los rui-señores del murmullo", porque cada palabra está usada en su justa dimensión, el poeta y el narra-dor se aúnan guiados por un envidiable poder de síntesis (ya anunciado en su obra anterior Histo-rias de cada día), el uso preciso de los diálogos y un manejo pleno de los personajes movidos por las manos de quien, a fuerza de los años y la conciencia del género, se sabe auténtico conocedor de su oficio.

Tomás Castro Burdiez
Listín Diario, 20 de marzo de 1999

Una primera lectura da la impresión de que las historias de García Romero provienen de un espa-cio alucinante y oscuro; pero ya bajo el dominio de los textos encontramos una dimensión plural en la que se funden personajes y lectores. No se trata de una conexión fortuita; si no consciente, trabajada de acuerdo a una lógica, que obedece a una dinámica narrativa de confluencias en donde lectores y personajes encuentran y reclaman zonas de identidad.

Franklin Gutiérrez
Revista Ahora, 2001

Rafael García Romero es un escritor entregado a su creación, con una consistente carrera caracterizada por el vuelo de su imaginación, la fuerza de su ironía y la desgracia y desilusión de sus personajes.

José Rafael Sosa
El Nacional, 7 de febrero del 1999


En "La sórdida telaraña de la mansedumbre" un hecho de grave profundidad dramática es visto por los personajes y el autor con una naturalidad superficial y anodina, y ahí radica la ironía, y para calificar con un adjetivo cursi, el encanto del cuento.

Reynaldo Disla
Presentación libro Bajo el Acoso
Biblioteca Nacional, 1987

Los ídolos de Amorgos es una colección de narraciones compuestas por dieciséis historias desga-rradas por el anonimato consciente de los personajes. Las narraciones se desarrollan con un len-guaje directo, ausente de rebuscamientos, en el cual las imágenes llanas actúan como un dardo que tiene por blanco a la conciencia humana. Sin  embargo, esta sencillez prosódica no constituye una pobreza en el libro, pues el ahorro parcial de las figuras literarias permite al autor concentrar la realidad del hombre en el lenguaje, para así convertir cada narración en un poderoso instrumento de reflexión existencial.

Pedro Antonio Valdez
Revista Auditorium, 1999

Este cuento: "Lázaro", resulta encantador. Pienso que a Lázaro también lo asalto muchas veces el miedo de que llegara el final y no tuviera a nadie que pudiese ordenarle: Lázaro, levántate y camina. Que tal vez le tomó cariño a la vida, que tuvo un motivo a parte de esa terrible angustia, de esa incertidumbre. A veces nos apegamos a lo que tenemos. A lo que hemos conseguido como fruto de nuestros mayores esfuerzos.

E. José Torres
Carta al autor. 6 de julio, 2001

Gracias por los cuentos.¡Qué manera de decir mucho en poco! Me los voy a leer de nuevo para saborearlos mejor. Así de primera vista, me parecen los cuentos de alguien regresado de muchos viajes.  De seguro que, como dices, tu escritura no tiene una audiencia numerosa pero, estoy segura de que los que te leen te disfrutan y entienden muy bien.  Eso es lo importante.

Marianela Medrano
Carta al autor, 6 de junio del 2000

Rafael García Romero es de los que han comprendido que el escritor de hoy debe dar libertad a los personajes para que se comporten como es la vida: ecléctica, brutal, natural y sorprendente.

Frank Núñez
El Siglo, 13 de febrero de 1999

Rafael García Romero ha sido un forjador de la literatura, siempre atento a los movimientos creadores, a los proyectos poéticos en auge, a las acciones narrativas que vienen desde muchos lados, en un afán de elevación del ejercicio que él ha trabajado con una intención permanente de desarrollo y ascenso. "El agonista" y "Bajo el acoso" sus dos libros de cuentos de esa época marcaron su presencia, en crecimiento constante, en el escenario de nuestra literatura actual.

José Rafael Lantigua
Ultima Hora, 3 de julio de 1994

Uno de los mejores narradores de la Promoción Literaria de los '80, su obra narrativa explora, desde la óptica visual del observador, las reacciones de las criaturas imaginarias a través de las cuales el narrador da testimonio de su visión profunda de las circunstancias sociales y culturales con sentido trascendente.

Bruno Rosario Candelier
El Movimiento Interiorista
Antología del Ateneo Insular, 1995


Rafael García Romero comenzó escribiendo poesía, género del que él vehementemente reniega a pesar de que dentro del mismo ha tenido algunos elocuentes aciertos y de que textos suyos aparecen en varias antologías poéticas, pero es en el cuento en donde él ha logrado alcanzar la máxima expresión de su talento creador, razón por la que resaltaremos su condición de exquisito narrador.

Miguel Collado
Cronología Biobibliográfica, 1995

Un nuevo grupo de narradores (...) puede considerarse como parte de los más activos cuentistas y novelistas nacionales de la actualidad, todos ellos galardonados en concursos locales y casi todos con una obra ya extensa, como son Avelino Stanley, Rafael García Romero, Juan Manuel Prida Busto, Luis Arambilet y Pedro Antonio Valdez, que revelan las direcciones actuales de la narrativa dominicana.

José Alcántara Almánzar
Antología mayor de la literatura dominicana, 2001

Leer a Rafael García Romero en Los ídolos de Amorgos produce uno de los deleites intelectua-les más fascinantes que puede sentir la persona que ama con fruición la belleza de la narración, la propiedad de las palabras y la armonía de imágenes y estilos expresivos variados, actualizados y
elocuentes.

Bruno Rosario Candelier
Presentación del libro Los Idolos de Amorgos
Santiago, Casa de la Cultura, 7 de Junio de 1994

Los cuentos de Rafael García Romero, leídos paso a paso, con lentitud, como cuando uno sorbe una taza de chocolate en una noche o mañana de frío, exigen la atención devota del lector que busca la sorpresa, no en el hecho neblinoso o en la pasión desbordada, sino en el instante que el lenguaje formaliza, en la palabra, la frase, el acto breve que congela toda la imagen del suceso narrado.

José Rafael Lantigua
Ultima Hora, 29 de marzo de 1998

http://www.escritoresdominicanos.com/romeroopinario.html

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres