Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Sobre la obra del autor.

Escritor Rafael García Romero recibe reconocimiento

20120704160011-foto-uno.jpg

La Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) hizo un reconocimiento al escritor Rafael García Romero por sus importantes aportes a las letras nacionales. 

La actividad, hecha en el Teatro del Cibao, la promovió el Centro Universitario Regional de Santiago (Cursa-UASD), conjuntamente con el Taller Literario Virgilio Díaz Grullón. 

La distinción al mérito “Virgilio Diaz Grullón” le fue concedida a García Romero “por sus importantes aportes a la literatura dominicana, los cuales lo convierten en uno de los cuentistas principales de la narrativa contemporánea”. 

El homenajeado, en su discurso de agradecimiento, recordó que es un escritor que viene del siglo veinte y que en espacios de tertulias y encuentros literarios pudo conocer a escritores de la talla de Juan Bosch, Pedro Mir, Manuel del Cabral y Virgilio Díaz Grullón, narrador que bautiza la distinción que recibió. 

Asoció su formación como escritor e intelectual a una realidad de blanco y negro que vivía el país, con un limitado desarrollo de las actividades culturales y pocas ofertas bibliográficas por parte de las librerías existentes. 

El homenajeado ponderó la labor que realiza el Taller Literario Virgilio Díaz Grullón y felicitó a sus integrantes en el décimo octavo aniversario que conmemora la agrupación, en el marco de la cual le fue concedido dicho reconocimiento. 

Rafael García Romero nació en Santo Domingo, República Dominicana, en 1957. Está considerado como un escritor de una audaz singularidad narrativa. Tiene publicados los libros de cuentos “Fisión” (1983), “El agonista” (1986) y “Bajo el acoso” (1987). Pero su consolidación como narrador se produce con “Los ídolos de Amorgos” (1993), “Historias de cada día”  (1995) y “La sórdida telaraña de la mansedumbre” (1997), traducido al italiano en el 2001 por la Editorial Perosini.

Con su obra “A puro dolor” (2001), ganó el Premio Nacional de Cuentos. Publicó en 2005 la novela “Ruinas”, basada en hechos reales y las vicisitudes de la poetisa Salomé Ureña hasta su muerte; y ya tiene quince ediciones. Son “El círculo de Malebolge”, (2009), “Duro amar” (2010), “Doce rostros” (2011) y “Memorias de Ricardo Valdivia” (2012), sus últimos libros publicados.

Las personalidades e instituciones que fueron galardonados en la actividad, conjuntamente con García Romero, fueron José Rafael Sosa, Tandra Tavárez, taller literario del Centro de la Cultura, Enrique Fernández –La Maquinaria- Teleuniverso, canal 29 y la Alianza Francesa.

El grupo de poesía coreada de la Universidad, dramatizó el poema “Compadre Mon”, de Manuel del Cabral. 

La actividad se llevó a cabo en el bar Moisés Zouain del Gran Teatro del Cibao y contó con la presencia del director del Cursa-UASD, Genaro Rodríguez. Las palabras centrales estuvieron a cargo del fundador del taller Virgilio Díaz Grullón, y viceministro de Cultura, Enegildo Peña.

Rafael García Romero pone a circular El doceavo rostro

SANTO DOMINGO.- El escritor Rafael García Romero puso a circular su nuevo  libro de cuentos El doceavo rostro, en el marco  de la celebración de la XIV Feria Internacional del libro Santo Domingo 2011.

La presentación tuvo lugar en el auditorio del Museo de Arte Moderno, en la Plaza de la Cultura, y estuvo a cargo del escritor, poeta y crítico literario Julio Cuevas, con una amplia trayectoria y varias obras publicadas.

Durante su presentación, Julio Cuevas explicó que “El doceavo rostro” se trata de un texto basado en el ritmo de su discurso narrativo, donde los personajes entrecruzan sus perfiles de sujetos sumergidos en las brumas de lo onírico.

“Hay un entronque filosófico, por no decir ontológico en este texto visto como totalidad en una narratología apegada a lo citadino, a la cotidianidad propia de un convivir apegado al dramatismo del sujeto actuante y a la relatoría amatoria del ser”, sostuvo.

En el acto, el autor hizo entrega de la obra a las ministras de Educación y de la Mujer, Josefina Pimentel y Alejandrina Germán.

La edición de “El doceavo rostro” se hizo bajo el sello de la Editora Nacional, del Ministerio de Cultura, correspondiente a la colección “Cuentos reunidos”, y contiene todos los cuentos publicados por Rafael García Romero hasta el 2011, correspondientes a los libros “A puro dolor”, Historias de cada día”, “La sórdida telaraña de la mansedumbre”, traducido al italiano en 2001 por la editorial Perosini; “El círculo de Malebolge” y “Memorias de Ricardo Valdivia”, entre otros.

La obra reúne un conjunto de cuentos premiados en importantes concursos literarios, y otros están recogidos en antologías y colecciones de cuentos, nacionales e internacionales.

En tal sentido, el ministro de Cultura, José Rafael Lantigua planteó que la publicación de “El doceavo rostro” se hizo bajo el entendido de que la obra y trayectoria de Rafael García Romero “merecen el reconocimiento de nuestra institución, al tiempo que creemos que las mismas constituyen un paradigma literario, merecedor de una amplia difusión en el ámbito local como internacional”.

La Editora Nacional ha publicado en la colección “Cuentos reunidos” las obras de los escritores Pedro Peix, Iván García, Arturo Rodríguez Fernández, Armando Almánzar, Ángela Hernández; así como la poesía de Dionisio de Jesús, en ediciones de gran calidad.

En la actividad, conjuntamente con la obra, se presentó un catalogo del autor, que contiene un opinario critico, informaciones bibliográficas sobre su trayectoria como escritor, la dirección electrónica y especificaciones técnicas sobre su blog literario.

Sobre el autor

Rafael García Romero es cuentista, novelista, periodista y ensayista. Nació en la ciudad de Santo Domingo de Guzmán, en 1957. Ha ejercido el periodismo literario a través de importantes medios: El Siglo, Hoy, EL DIA y la revista AHORA.

En 2001 recibió el Premio Nacional de Cuento por su obra “A puro dolor”, y en 2010 ganó con el cuento “Amenaza de beso”, el segundo lugar en el primer concurso de “Minificción Ciudad del Ozama”, del Ministerio de Cultura. Otras obras narrativas de su autoría son “Fisión” (1983), “El agonista” (1986), “Bajo el acoso” (1987), “Los ídolos de Amorgos” (1993), “Historias de cada día” (1995), “La sórdida telaraña de la mansedumbre” (1997, traducida al italiano en 2001), con cuatro ediciones; “Ruinas” (novela publicada en 2006 con catorce ediciones); “Duro amar” (2010), “El círculo de Malebolge” (2009), y publicado en este año “Memorias de Ricardo Valdivia”, su libro de cuentos más reciente.

http://elnuevodiario.com.do/app/article.aspx?id=241424

Rafael García Romero recibe premio de cuento breve

20110205134012-premio-cuento-corto.jpg

Por: Taty Hernández Durán

El Ministerio de Cultura (MINC), entregó los premios del primer concurso “Minificción Ciudad del Ozama” organizado por la Dirección Nacional de Gestión Literaria.

El primero y segundo lugar fueron para Adrián Javier, con el texto La novia de DavidRafael García Romero, con Amenaza de beso, respectivamente; mientras que el tercer lugar fue para y Jesús Cordero, con Anselmo. A todos los ganadores se les otorgó un certificado de honor.

El acto, efectuado en la Sala de Arte Ramón Oviedo, estuvo presidido por el Ministro José  Rafael Lantigua. Le acompañaron el escritor Basilio Belliard, director Nacional de Gestión Literaria; licenciada Lourdes Camilo de Cuello, Viceministra de Patrimonio Monumental; y el escritor Pedro Antonio Valdez, Director Ejecutivo de la Feria Internacional del Libro.

De igual modo, las menciones de honor fueron otorgadas a Pedro Paulino, Esmeralda Matos, Aquiles Julián, Sheilly Núñez y Pedro Camilo.

En su intervención, el escritor Basilio Belliard expresó que, gracias al Ministerio de Cultura, la República Dominicana es uno de los primeros países que realiza un certamen de minificción.

Exhortó a los ganadores a seguir tejiendo historias mínimas y cincelando minificciones para  enriquecer la tradición de este género incipiente de las letras dominicanas.

Los jurados fueron los destacados narradores dominicanos Luis Martín Gómez y Pedro Antonio Valdez, así como el antologador mexicano, Lauro Zavala.

En esta primera versión del concurso de Minificción, se presentaron un total de 163 autores dominicanos.

Etiquetas: , , , , , ,

Rafael García Romero pone a circular décimo segunda edición de novela Ruinas

20091014163013-ruinas-nueva-portada.jpg

La novela sobre Salomé y la familia Henríquez Ureña

El escritor Rafael García Romero puso a circular la décimo segunda edición de su novela “Ruinas” en un hotel de la costa norte del Atlántico, con motivo de conmemorarse este mes el 159 aniversario del nacimiento  de la educadora, poetisa Salomé Ureña, protagonista de la obra, esposa del educador, médico y ex presidente Francisco Henríquez y Carvajal y madre de Pedro, Max y Camila Henríquez Ureña, que conforman parte de la historia.

En la actividad, conjuntamente con la obra, se presentó un catalogo del autor, que contiene un opinario critico, informaciones bibliográficas sobre su trayectoria como escritor, la dirección electrónica y especificaciones técnicas sobre su blog literario.

La nueva edición de “Ruinas” trae un retrato al óleo del artista plástico Miguel Núñez que muestra a una Salomé Ureña sentada, en una actitud de reflexión intelectual. El artista concibe a Salomé en el esplendor de su vida dedicada a la educación y el cultivo de la inteligencia mientras lee un libro de poesía.

La novela atrapa en sus páginas la atmósfera y el palpitar de una época a través de la historia de amor, abandono y soledad entre un médico graduado en París –Francisco Henríquez y Carvajal– y la maestra Salomé Ureña, considerada además, la poetisa más famosa que tuvo República Dominicana a finales del siglo diecinueve. 
 

“El 159 aniversario de Salomé Ureña coincide con un amplio y ambicioso programa de actividades que harán importantes instituciones educativas y culturales en el marco del Plan Quinquenal del Libro y la Lectura”, en tal sentido, plantea García Romero, “la novela “Ruinas” constituye un libro modelo y una excelente herramienta para promover la lectura, a la vez que ofrece a los estudiantes y lectores en general una historia amena, veraz, fluida, humana y de alto contenido informativo sobre los valores y la incidencia en la educación y la cultura de la familia Henríquez Ureña en la República Dominicana”.

La poetisa Ureña nació el 21 de octubre de 1850 y murió el 9 de marzo de 1897, luego de una enfermedad que la postró en cama e hizo que cerrara el único centro de estudios superiores para mujeres que tenía el país. La obra cuenta el drama humano, de soledad, el desplome emocional y la depresión que vivió la educadora durante el periodo de cinco años que su marido estuvo estudiando medicina en París.

El escritor explicó que “Ruinas” está contada en primera persona por uno de los hijos de Salomé Ureña, quien hace un recuento de las vicisitudes de la familia, los días amargos de la protagonista, su faceta de educadora y poetisa, los días felices, las peripecias humanas, sus constantes mudanzas fruto de su menguada salud, y sobre todo, el cuidado y esmero que la maestra pone en sus discípulas y la educación de todos sus hijos.

La perspectiva explorada por Rafael García Romero en “Ruinas” –dice el crítico Manuel Matos Moquete– aporta al conocimiento y valoración de los Henríquez Ureña hallazgos nuevos.

La introspección, plantea Moquete, es el recurso narrativo que conduce al autor a la construcción de un mundo interior releído, renovado por el personaje Max. La función que hace Rafael García Romero en “Ruinas” es la de un intérprete distante y sutil de ese mundo extraño que pone a disposición de los lectores de hoy.

En tanto que Eleanor Grimaldi plantea que el escritor Rafael García Romero conjuga en “Ruinas” casi todas las cualidades que adornaron a la poetisa, así como también sus angustias, sufrimientos e ilusiones,  motivos fundamentales  de inspiración para el escritor.

Otros escritores que se han referido a “Ruinas” son las educadoras Carmen Sánchez y Luisa Navarro, los escritores Pedro Antonio Valdez, Taty Hernández, Julio Cuevas, Ramón Tejada Holguín, Miguel Collado y el escritor cubano Alfonso Quiñones, quien dice que “Ruinas” nos sitúa entre la realidad de la ficción y la ficción de la realidad, para dejarnos perplejos entre los linderos vivenciales del dolor y la amargura de una historia atemporal y transespacial.  

Rafael García Romero es cuentista, novelista, periodista y ensayista. Nació en la ciudad de Santo Domingo de Guzmán, en 1957. Ha ejercido el periodismo literario a través de importantes medios: El Siglo, Hoy, EL DIA y la revista AHORA. En 2001 recibió el Premio Nacional de Cuento por su obra A puro dolor y otros cuentos (2001). Otras obras narrativas de su autoría son “Fisión” (1983), “El agonista” (1986), “Bajo el acoso” (1987), “Los ídolos de Amorgos” (1993), “Historias de cada día” (1995), y “La sórdida telaraña de la mansedumbre” (1997, traducida al italiano en 2001), con cuatro ediciones.

Etiquetas: , , ,

Comentarios en la página Escritores Dominicanos

Escritores dominicanos
Página dedicada a la promoción de la literatura dominicana

 

 

 

 

 

 Eres escritor. Las palabras te surgen fáciles, amigables, con muy escasas tiranteces. Acuden a ti "pegajosas". Te entiendes con ellas, íntimamente. Manejas con destreza los cambios de personajes: de narrador a protagonista, de ejecutor a narrador.

Angela Hernández
                                              Carta al autor, 4 de agosto de 1987.

La lectura de "Bajo el acoso"  fue para mí como un antídoto contra la frustración. Fue algo así como un momento de sentirme útil porque nuestra lucha ha servido hasta para hacer literatura de la buena.

Hamlet Hermann
Prólogo libro Bajo el acoso, 1987

Cuando uno comienza por donde los viejos terminan, es algo más que un hallazgo, es una sorpre-sa; y con lo inesperado no es con lo que quiero definir a Rafael García Romero, sino con lo que ya el autor de "Bajo el acoso" ha nacido. Pues, estilo, forma y fórmula de esa obra de luz, me obligan, para definirla, a transcribir uno de los momentos de síntesis de "Los huéspedes secretos" que afirma: "Poema,/ poema mío,/ qué anciano estás/ ya naciendo". Porque crecido de transparencia, Rafael García Romero puede decir lo mismo bajo el acoso paradójico de la inundación privilegiada de su sudor narrativo cuya cosecha es la raíz del acoso.

 Manuel del Cabral
 Carta al autor, 8 de diciembre, 1986

He disfrutado en gran medida, y de manera especial los cuentos del libro La sórdida telaraña de la mansedumbre, cuyo título en sí mismo evoca demasiadas imágenes en un contexto tan esplen-doroso y lúgubre, tan sutil y dual como la vida misma.

                                             Carmen Sánchez
                                             Carta al autor, 15 de febrero, 2001

La cuentística dominicana, contrario a lo que ocurre con otros géneros, se ha visto iluminada en los últimos años por un crecimiento vigoroso, al través de la diversidad narrativa expuesta en relatos ciertamente valiosos por un grupo notable, compuesto entre otros por Pedro Antonio Val-dez, Rafael García Romero, Angela Hernández Núñez (...) dejando de lado a los más veteranos que todavía siguen produciendo como Armando Almánzar, Efraím Castillo, Pedro Peix y Diógenes Valdez.

Pedro Camino: Una sintaxis narrativa armónica
                                             José Rafael Lantigua. Listín Diario. [Biblioteca]. 16-6-01

En cada uno de sus cuentos hay fluidez expresiva, aún en los textos más breves como "Paisaje de ida" hasta los más extensos "Los límites de la realidad futura", "El señor de los relojes" y "Los rui-señores del murmullo", porque cada palabra está usada en su justa dimensión, el poeta y el narra-dor se aúnan guiados por un envidiable poder de síntesis (ya anunciado en su obra anterior Histo-rias de cada día), el uso preciso de los diálogos y un manejo pleno de los personajes movidos por las manos de quien, a fuerza de los años y la conciencia del género, se sabe auténtico conocedor de su oficio.

Tomás Castro Burdiez
Listín Diario, 20 de marzo de 1999

Una primera lectura da la impresión de que las historias de García Romero provienen de un espa-cio alucinante y oscuro; pero ya bajo el dominio de los textos encontramos una dimensión plural en la que se funden personajes y lectores. No se trata de una conexión fortuita; si no consciente, trabajada de acuerdo a una lógica, que obedece a una dinámica narrativa de confluencias en donde lectores y personajes encuentran y reclaman zonas de identidad.

Franklin Gutiérrez
Revista Ahora, 2001

Rafael García Romero es un escritor entregado a su creación, con una consistente carrera caracterizada por el vuelo de su imaginación, la fuerza de su ironía y la desgracia y desilusión de sus personajes.

José Rafael Sosa
El Nacional, 7 de febrero del 1999


En "La sórdida telaraña de la mansedumbre" un hecho de grave profundidad dramática es visto por los personajes y el autor con una naturalidad superficial y anodina, y ahí radica la ironía, y para calificar con un adjetivo cursi, el encanto del cuento.

Reynaldo Disla
Presentación libro Bajo el Acoso
Biblioteca Nacional, 1987

Los ídolos de Amorgos es una colección de narraciones compuestas por dieciséis historias desga-rradas por el anonimato consciente de los personajes. Las narraciones se desarrollan con un len-guaje directo, ausente de rebuscamientos, en el cual las imágenes llanas actúan como un dardo que tiene por blanco a la conciencia humana. Sin  embargo, esta sencillez prosódica no constituye una pobreza en el libro, pues el ahorro parcial de las figuras literarias permite al autor concentrar la realidad del hombre en el lenguaje, para así convertir cada narración en un poderoso instrumento de reflexión existencial.

Pedro Antonio Valdez
Revista Auditorium, 1999

Este cuento: "Lázaro", resulta encantador. Pienso que a Lázaro también lo asalto muchas veces el miedo de que llegara el final y no tuviera a nadie que pudiese ordenarle: Lázaro, levántate y camina. Que tal vez le tomó cariño a la vida, que tuvo un motivo a parte de esa terrible angustia, de esa incertidumbre. A veces nos apegamos a lo que tenemos. A lo que hemos conseguido como fruto de nuestros mayores esfuerzos.

E. José Torres
Carta al autor. 6 de julio, 2001

Gracias por los cuentos.¡Qué manera de decir mucho en poco! Me los voy a leer de nuevo para saborearlos mejor. Así de primera vista, me parecen los cuentos de alguien regresado de muchos viajes.  De seguro que, como dices, tu escritura no tiene una audiencia numerosa pero, estoy segura de que los que te leen te disfrutan y entienden muy bien.  Eso es lo importante.

Marianela Medrano
Carta al autor, 6 de junio del 2000

Rafael García Romero es de los que han comprendido que el escritor de hoy debe dar libertad a los personajes para que se comporten como es la vida: ecléctica, brutal, natural y sorprendente.

Frank Núñez
El Siglo, 13 de febrero de 1999

Rafael García Romero ha sido un forjador de la literatura, siempre atento a los movimientos creadores, a los proyectos poéticos en auge, a las acciones narrativas que vienen desde muchos lados, en un afán de elevación del ejercicio que él ha trabajado con una intención permanente de desarrollo y ascenso. "El agonista" y "Bajo el acoso" sus dos libros de cuentos de esa época marcaron su presencia, en crecimiento constante, en el escenario de nuestra literatura actual.

José Rafael Lantigua
Ultima Hora, 3 de julio de 1994

Uno de los mejores narradores de la Promoción Literaria de los '80, su obra narrativa explora, desde la óptica visual del observador, las reacciones de las criaturas imaginarias a través de las cuales el narrador da testimonio de su visión profunda de las circunstancias sociales y culturales con sentido trascendente.

Bruno Rosario Candelier
El Movimiento Interiorista
Antología del Ateneo Insular, 1995


Rafael García Romero comenzó escribiendo poesía, género del que él vehementemente reniega a pesar de que dentro del mismo ha tenido algunos elocuentes aciertos y de que textos suyos aparecen en varias antologías poéticas, pero es en el cuento en donde él ha logrado alcanzar la máxima expresión de su talento creador, razón por la que resaltaremos su condición de exquisito narrador.

Miguel Collado
Cronología Biobibliográfica, 1995

Un nuevo grupo de narradores (...) puede considerarse como parte de los más activos cuentistas y novelistas nacionales de la actualidad, todos ellos galardonados en concursos locales y casi todos con una obra ya extensa, como son Avelino Stanley, Rafael García Romero, Juan Manuel Prida Busto, Luis Arambilet y Pedro Antonio Valdez, que revelan las direcciones actuales de la narrativa dominicana.

José Alcántara Almánzar
Antología mayor de la literatura dominicana, 2001

Leer a Rafael García Romero en Los ídolos de Amorgos produce uno de los deleites intelectua-les más fascinantes que puede sentir la persona que ama con fruición la belleza de la narración, la propiedad de las palabras y la armonía de imágenes y estilos expresivos variados, actualizados y
elocuentes.

Bruno Rosario Candelier
Presentación del libro Los Idolos de Amorgos
Santiago, Casa de la Cultura, 7 de Junio de 1994

Los cuentos de Rafael García Romero, leídos paso a paso, con lentitud, como cuando uno sorbe una taza de chocolate en una noche o mañana de frío, exigen la atención devota del lector que busca la sorpresa, no en el hecho neblinoso o en la pasión desbordada, sino en el instante que el lenguaje formaliza, en la palabra, la frase, el acto breve que congela toda la imagen del suceso narrado.

José Rafael Lantigua
Ultima Hora, 29 de marzo de 1998

http://www.escritoresdominicanos.com/romeroopinario.html

Opinario sobre Ruinas

La perspectiva explorada por Rafael García Romero en Ruinas aporta al conocimiento y valoración de los Henríquez Ureña hallazgos nuevos. La visión concreta de una Salomé infeliz, a la espera angustiante del retorno del esposo amado, consagrada a la educación de los hijos, enferma y en un hogar convertido en refugio de sus sentimientos y sus ansias frustradas, proyecta un conflicto lacerante de luz y sombra en la vida de la poetisa dominicana más importante del siglo XIX.

La introspección es el recurso narrativo que conduce al autor a la construcción de un mundo interior releído, renovado por el personaje Max. La función que hace Rafael García Romero en "Ruinas" es la de un intérprete distante y sutil de ese mundo extraño que pone a disposición de los lectores de hoy.

Manuel Matos Moquete
Crítico literario, Escritor

Los cuentos de Rafael García Romero, leídos paso a paso, con lentitud, como cuando uno sorbe una taza de chocolate en una noche o mañana de frío, exigen la atención devota del lector que busca la sorpresa, no en el hecho neblinoso o en la pasión desbordada, sino en el instante que el lenguaje formaliza en la palabra, la frase, el acto breve que congela toda la imagen del suceso narrado.

José Rafael Lantigua
Secretario de Estado de Cultura

Rafael García Romero es uno de los mejores narradores de la Promoción Literaria de los '80, su obra narrativa explora, desde la óptica visual del observador, las reacciones de las criaturas imaginarias a través de las cuales el narrador da testimonio de su visión profunda de las circunstancias sociales y culturales con sentido trascendente.

Bruno Rosario Candelier
Director de la Academia Dominicana de la Lengua

“Ruinas” es un interesante y extenso cuento apoyado en la vida de los Henríquez Ureña y en el que, con esmerado dominio del arte de narrar, Rafael García Romero nos presenta a Salomé Ureña en todo su proceso de desplome emocional hasta el momento de su muerte. Narrar la historia desde la perspectiva de  Max Henríquez Ureña nos parece muy atinado por lo eficaz.

Miguel Collado
Escritor

En "Ruinas", Rafael García Romero se convierte en la voz poética de Max Henríquez Ureña que narra los alterados sentimientos de la poetisa ante la ausencia dolorosa de Francisco  y el afán de éste por suplir, con sus cartas, esa ausencia que diluye la entereza de Salomé a la vez que le agudiza la depresión causada por la soledad. Es Max, el joven que rememora la figura materna abatida por la desesperanza la cual tan solo puede saciar con los trazos ágiles de sus letras.

Taty Hernández
Poeta

En este libro Rafael García Romero nos sorprende con el estilo. En “Ruinas” el autor toma la vida de dos personajes públicos, iconos de la historia política y cultural dominicanas, pero no para resaltar su participación social, sino para narrar su intimidad como columnas centrales de una familia. Sin convertirse en novela de amor, al menos no en el sentido acostumbrado, nos presenta a una Salomé y a un Pancho alejados y apenas reunidos por el vínculo de la epístola. Porque en “Ruinas” más que mostrarnos la gloria de la familia Henríquez Ureña, el autor logra introducirnos, con la delicia de la escritura que se lee sin oportunidad de respiro, en la nostalgia de una familia materialmente matriarcal en la que el padre se convierte en el gran ausente.

Pedro Antonio Valdez
Escritor

Escrito en primera persona, el relato “Ruinas” avanza en distintos tiempos y va armando una urdimbre, en la que entreteje, a manera de intertextualidades, la historia amorosa de Salomé Ureña y Francisco Henríquez y Carvajal con fragmentos de epístolas de ambas personalidades. Asumir la personalidad, pues, de Max Henríquez Ureña, para hablar nada más y nada menos que de la historia de sus padres, es cuando menos un acto de valentía escritural. Tal valentía está basada en una buena dosis de fabulación y en otra no menor de buena prosa.

Alfonso Quiñones
Escritor cubano

En “Ruinas”  la ficción se constituye en el entramado central del discurso del autor, ya que el escritor y poeta Rafael García Romero, a través de un narrador omnisciente, va detallando la vida de angustias y distancias de la familia de la insigne poeta dominicana Salomé Ureña de Henríquez. Una narración densa e intensa, a la vez, nos coloca frente al íntimo sufrimiento epistolar de la poeta ante la errabunda distancia de su esposo Francisco Henríquez y Carvajal. Todo el discurso de la narración está sostenido a partir de las vivencias filiares de Max Henríquez Ureña, hermano de Pedro y de Camila, y es entonces cuando la agudeza del autor de Ruinas nos sitúa entre la realidad de la ficción y la ficción de la realidad, para dejarnos perplejos entre los linderos vivenciales del dolor y la amargura de una historia atemporal y transespacial.

Julio Cuevas
Escritor y crítico literario



Blog creado con Blogia.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris